Por Jason Rodríguez Grafal
De La Per­la del Sur

El aro­ma a café regre­sará à la Aveni­da Fagot en Ponce.

Con una inver­sión que supera los $8 mil­lones, reabrirá sus puer­tas durante el mes de diciem­bre la antigua plan­ta elab­o­rado­ra de Café Rico.

El edi­fi­co de 110 mil pies cuadra­dos, ubi­ca­do entre las avenidas Fagot y Las Améri­c­as, servirá para cen­tralizar las opera­ciones de tor­refac­ción de Puer­to Rico Cof­fee Roast­er, dueña de las mar­cas Café Yau­cono, Café Rico, Café Rio­ja y Yau­co Selec­to.

La com­pañía adquir­ió en julio del 2008 las mar­cas Café Yau­cono, Café Rico y Café Rio­ja. Estos pro­duc­tos aca­paran alrede­dor del 60 por cien­to del mer­ca­do de con­sumo de café en la Isla.

Actual­mente, el 60 por cien­to de la tor­refac­ción de la com­pañía se real­iza en su plan­ta de San­turce, la cual aho­ra será uti­liza­da exclu­si­va­mente para el per­son­al admin­is­tra­ti­vo.

Inmi­nente mejoría

Has­ta el momen­to en que cesó opera­ciones el pasa­do mes de sep­tiem­bre, la antigua tor­refac­to­ra de Ponce pro­ducía para Café Rico y Café Yau­cano en lata, sola­mente.

Aho­ra, empero, “esto va a hac­er à la com­pañía mucho más efi­ciente, porque vamos a ten­er toda nues­tra pro­duc­ción en una sola facil­i­dad”, afir­mó Julio Bra­vo Sol­er, ger­ente gen­er­al de Puer­to Rico Cof­fee Roast­er y vice pres­i­dente de opera­ciones de Coca Cola Puer­to Rico.

“Ese edi­fi­cio vino como parte de la com­pra de la com­pañía y es el edi­fi­cio que -por su estruc­tura- era el más obvio para desar­rol­lar. Ante­ri­or­mente no se había desar­rol­la­do porque man­tenía las mar­cas por sep­a­ra­do, pero aho­ra, al todas las mar­cas pertenecer à la mis­ma com­pañía, le vemos mucho poten­cial”, con­tin­uó el Ejec­u­ti­vo.

Según agregó, gran parte de la mil­lonar­ia inver­sión pro­gra­ma­da se des­ti­nará para la com­pra de nue­vo equipo de tor­refac­ción y empaque, el cual es impor­ta­do de Italia y Ale­ma­nia.

Más empleos en camino

Aunque no pudo pre­cis­ar el número empleos que espera crear con la mod­ern­ización de la antigua plan­ta, Bra­vo Sol­er indicó que con­fía en que aumen­tará su vol­u­men de pro­duc­ción y fuerza lab­o­ral durante los próx­i­mos años.

Inclu­so, ade­lan­tó que la inver­sión que realizarán en Ponce les per­mi­tirá expandir su par­tic­i­pación en el mer­ca­do local y extran­jero.

“En el futuro, el Puer­to de Las Améri­c­as puede ser una parte inte­gral de lo que nosotros quer­e­mos hac­er en la empre­sa”, con­cluyó.