Vibrante el Carnaval de Vejigantes

Por Damarich M. Cal­vo Almod­ó­var

La unión de famil­ias, vivir momen­tos imborrables, com­par­tir jun­tos como comu­nidad y no aban­donar la tradi­ción que por décadas los han dis­tin­gui­do.
Estas poderosas razones con­spir­aron una vez más con el uni­ver­so para la feliz pre­sentación del vigési­mo Car­naval de Veji­gantes de La Playa de Ponce, even­to para el cual todos sus res­i­dentes apor­taron un gra­no de are­na y -a pesar a las adver­si­dades- le demostraron al pueblo que jun­tos todo se puede lograr.
Como mues­tra, el pasa­do domin­go cel­e­braron el gran des­file de com­parsas bajo el lema “Al rescate del orgul­lo playero”.

A eso de las tres y media de la tarde, el ambi­ente era de fies­ta y ale­gría. Músi­ca típi­ca de car­naval se escuch­a­ba en toda la Aveni­da Hos­tos, mien­tras cien­tos de famil­ias ansiosas aguard­a­ban.
Con el Club de Autos Antigu­os y Clási­cos dio comien­zo la para­da que cul­minó en el Par­que Lucy Gril­las­ca del sec­tor La Playa.

Var­ios cabezu­dos les seguían para impar­tir­le ale­gría a las miles de almas que se con­glom­er­aron des­de tem­pra­no con sil­la y neveri­ta en mano para dis­fru­tar del día.

Bail­ables, batuteras, ban­das, y la pres­en­cia de esper­adas reinas hicieron del des­file uno ameno para todos.

Además de varias comu­nidades pon­ceñas, rep­re­senta­ciones de San Ger­mán, Fajar­do y Guayanil­la hicieron acto de pres­en­cia con man­i­festa­ciones de Taek­won­do, de la Liga Atléti­ca Poli­ci­a­ca y gru­pos de baile, respec­ti­va­mente.

El des­file con­cluyó con la lle­ga­da del Rey Momo acom­paña­do de Efraín ‘Fraito’ Lugo, selec­ciona­do atle­ta del año 2009 de la Fed­eración Vela de Puer­to Rico. Jun­tos for­maron parte de la para­da, mien­tras des­fi­l­a­ban a bor­do de una yola con­fec­ciona­da por Junior Figueroa.

“Este año el des­file no fue muy largo, pero fue bien bueno. Muchísi­ma gente, demasi­a­da diría yo. La gente vino este año y a pesar de la llu­via se quedaron has­ta lo últi­mo. Cada vez se da mejor”, man­i­festó la pon­ceña Rebec­ca Rodríguez Quiñones, quien acos­tum­bra asi­s­tir al Car­naval aunque no es del bar­rio.

Como ella fueron muchos más quienes se dieron cita sin ser parte del Car­naval Playero.
“Nosotros aquí recibi­mos gente de todos los pue-blos, no sólo de La Playa. Esto es para todos los pon­ceños y para todo el que quiera dis­fru­tar en famil­ia sana­mente”, expresó Car­los Canales Tor­res, uno de los cin­co orga­ni­zadores del even­to.

“Este Car­naval lo hace­mos nosotros sin el Munici­pio y lo vamos a con­tin­uar hacien­do porque es tradi­ción. Aquí toda la comu­nidad apor­ta y eso es lo más impor­tante. Eso es lo que vale porque, como digo siem­pre, yo soy orgul­loso de ser puer­tor­riqueño, pero soy playero primero y este car­naval es nues­tra esen­cia”, enfa­tizó.

Por su parte, la pon­ceña Yolan­da Figueroa Bur­gos, quien fungió como maes­tra de cer­e­mo­nia del Car­naval, sub­rayó que “la gente de la Playa es tan calurosa y tan humana, son car­iñosos, te tratan como si te conocier­an de tiem­po atrás y es lin­do ver cuán­to se une esta comu­nidad para realizar esto todos los años”.

“Este Car­naval va a hac­er his­to­ria y sé que para el próx­i­mo año va a ser estu­pen­do. Esto fue apoteósi­co estos días. Es cuestión de tra­ba­jar des­de aho­ra para el año que viene”, agregó.
La noche del domin­go final­izó con la cel­e­bración del tradi­cional Entier­ro de la Sar­di­na y la músi­ca del grupo Peor es Ná’.