Representante defiende proyecto para cambiar color à la bandera

tatutatoMien­tras, el Gob­er­nador le cier­ra las puer­tas à la medi­da

Por Ser­vi­cios com­bi­na­dos

El rep­re­sen­tante Luis TatoLeon Rodri­guez ase­guro que la pieza leg­isla­ti­va declaran­do ofi­cial el col­or azul oscuro en el triag¡ngulo de la ban­dera puer­tor­riqueña lo que bus­ca es sal­va­guardar la inte­gri­dad del si­mbolo patrio.

Leon Rodri­guez, en una con­fer­en­cia de pren­sa en su ofic­i­na de dis­tri­to en Ponce, seña­lo que el azul celeste, tam­bi­en usa­do en algu­nas ban­deras, es equiv­o­ca­do, porque el col­or de la ban­dera lo que bus­ca es rep­re­sen­tar al mar.

El azul celeste no guar­da rela­cion his­tor­i­ca con Puer­to Rico, dijo el rep­re­sen­tante, tras acep­tar que el ori­gen del si­mbolo boricua sur­gio en el Par­tido Rev­olu­cionario Cubano, al inver­tir los col­ores de la ban­dera cubana, que usa el col­or azul en sus fran­jas.

El rep­re­sen­tante, que acu­d­io à la con­fer­en­cia de pren­sa vesti­do de azul, indi­co que la medi­da no bus­ca lev­an­tar pasiones ref­er­entes al esta­tus poli­tico de la Isla sino clar­i­ficar lo que a su enten­der es una lagu­na juri­dica.

Vesti­do de azul, el rep­re­sen­tante ase­guro que la medi­da bus­ca sal­va­guardar la inte­gri­dad del si­mbolo patrio. (Tony Zayas/ END)

Indi­co que usar dos tonal­i­dades de azul en la ban­dera envi­a un men­saje equiv­o­ca­do à la comu­nidad inter­na­cional.

Rec­ha­zo de For­tuno

Para el gob­er­nador Luis For­tuno, este no es momen­to de cam­biar­le la tonal­i­dad de azul à la ban­dera puer­tor­riqueña.

No creo que ten­emos que entrar aho­ra mis­mo en este tipo de dis­cu­sion cuan­do nun­ca ha sido un tema de dis­cu­sion en Puer­to Rico, sos­tu­vo For­tuno en una con­fer­en­cia de pren­sa en Jun­cos.

El col­or o la tonal­i­dad de azul del tri­an­gu­lo de nues­tra ban­dera no deter­mi­na el amor que le ten­emos a nues­tra patria, aco­to.

Con esas declara­ciones, el man­datario le cier­ra las puer­tas al proyec­to del rep­re­sen­tante Leon Rodri­guez.