Por Vocero.com Domin­go 16 de Mayo de 2010 01:35

À la 1:16 de la madru­ga­da un tem­blor de 5.7 en la escala Richter estreme­ció la Isla. En la escala Mer­cal­li, la inten­si­dad del mis­mo fue de VI.

Según el informe actu­al­iza­do, el epi­cen­tro tuvo lugar en la lat­i­tud 18.4 norte, lon­gi­tud 67.0 oeste, con epi­cen­tro cer­ca del pueblo de Moca con una pro­fun­di­dad de 113 km (70.2 mil­las), según infor­mó a EL VOCERO Gisela Báez, geólo­ga de la red Sís­mi­ca de Puer­to Rco.

El fenó­meno se sin­tió en todo Puer­to Rico y las Islas Vír­genes. Además se reci­bieron reportes de que tam­bién se sin­tió en la Repúbli­ca Domini­cana. La Agen­cia Estatal para el Mane­jo de Emer­gen­cias y Admin­is­tración de Desas­tres (AEMEAD) recibió informes de daños en Vega Baja y Flori­da, por lo que per­son­al de la agen­cia realizará vis­i­tas de cam­po en estos pueb­los. Además, Báez dijo que se infor­mó de desliza­mien­tos de ter­reno en la car­retera 111 entre Utu­a­do y Lares.

Por su parte, el direc­tor ejec­u­ti­vo de la AEMEAD, Herib­er­to Sauri, detal­ló que el fenó­meno ocur­rió a una dis­tan­cia de 65 mil­las al oeste de San Juan. Enfa­tizó que no hay peli­gro de tsuna­mi para Puer­to Rico ni las Islas Vír­genes. Para leer el más reciente informe del ser­vi­cio Nacional de Metere­ología sobre este asun­to, pulse aquí.

El tit­u­lar de la AEMEAD hizo un lla­ma­do à la cal­ma e invitó a “los ciu­dadanos a per­manecer en sus res­i­den­cias mien­tras las condi­ciones estruc­turales de sus casas así lo per­mi­tan”.

Asimis­mo, indicó que “se recibió un informe sobre una res­i­den­cia en Lares donde hay una per­sona enca­ma­da y debido a que en la mis­ma una colum­na cedió aprox­i­mada­mente 4 pul­gadas de la base, la per­sona fue removi­da como medi­da de pre­cau­ción”.

Por otro lado, se ha recibido infor­ma­ción de la zona sur y noreste de Puer­to Rico donde varias res­i­den­cias están agri­etadas.

Saurí, recal­có que “todas las zonas están acti­vadas al igual que las ofic­i­nas de mane­jo de emer­gen­cias estatales de los munici­p­ios”. Lo más impor­tante es man­ten­er la cal­ma y bus­car pro­te­gerse”.

Por otro lado, la Red Sís­mi­ca en el oeste colap­só por Inter­net, por lo que inmedi­ata­mente después del tem­blor no se logra­ba acce­so al informe en la red. Es así como los primeros informes provinieron del Ser­vi­cio Geológi­co de los Esta­dos Unidos.

El prob­le­ma del sis­tema de Inter­net de la Red Sís­mi­ca se había pre­vis­to y hacían fal­ta $ 2 mil­lones para solu­cionarlo pero la Leg­is­latu­ra no aprobó el desem­bol­so en el pre­supuesto pasa­do, según una fuente rev­eló a EL VOCERO.

Pen­di­entes a Vocero.com para más infor­ma­ción.